Todos los hombres son iguales…Y las mujeres también…

Criaturas de la creación, la sociedad en que vivimos nos ha llenado de creencias, tabúes, paradigmas, tradiciones, y la verdad no importa como lo llamemos, cada uno de esos pensamientos que limitan nuestro accionar, que tiene como justificación el cumplir con los estándares sociales nos esta llevando a la insensatez.

Nuestra sociedad es machista de origen y aunque es mucho lo que se ha “y que” aprendido acerca de la igualdad entre géneros, lo que la mujer ha conquistado (que desde mi punto de vista es de manera distorsionada) y, que igualmente son conquistas distorsionadas, pero conquistas al fin; que han moldeado los cambio en los patrones que definen a la mujer como interventora social, todo eso está muy bien; peeeero… todo tiene un pero,  en otro momento hablaremos acerca de las nociones culturales de la igualdad, vamos a lo que vinimos.

Por los momentos, solo quiero referirme un hecho que me llamó la atención del que me he percatado en los últimos días y que no sé desde cuando sea así; bueno… últimamente he podido escuchado por parte del grupo de las féminas que“todos los hombres son unos perros” “todos los hombres son iguales” las he oído quejarse porque ellas dicen que nosotros para poder acostarnos con ellas las engañamos y las manipulamos, que les llenamos cabeza de cuentos e ilusiones, de expectativas poco sustentables, y saben que…? Estoy seguro que es así; pero está el otro lado de la moneda, por el equipo de los representantes de la Testosterona es común en estos tiempos escuchar a los hombre comentar entre ellos lo fácil que es ligar o conseguir sexo en estos tiempos, y justifican ese fenómeno con la crisis social, otros con la economía, la tecnología, el regueton, otros con la liberación femenina y así un montón de conjeturas superficiales; pero la conclusión general es que muy factible que un hombre acceda a los placeres de la carne, hasta ahí no hay mayor novedad, y si los he escuchado hablar acerca de ese proceso de cortejar a las mujeres, muchos están de acuerdo en que es complicado todo ese asunto de que para llegar al punto de que ellas accedan atener sexo con nosotros hay que llenar una cantidad de requisitos, una lista,unas son mas exigentes que otras, pero en todos los casos debes hacerlas sentir que alguna expectativa de futuro, o sea, debes convencerla de que lo que quieres no es solo sexo casual (así sea eso lo que ella quiera).

La cosa se complica cuando observo una frustración casi generalizada en el grupo de las hembras despechadas,molestas, resentidas, indignadas porque un varón que se mostró interesado en ella, le dijo lo atractiva y hermosa que era, que su sonrisa podía iluminar la oscuridad más profunda, que cuando compartían juntos el resto de la humanidad perdía importancia; a ella le encantaba escuchar todas esas cosas, las conversaciones hasta la madrugada eran increíble, los deseos de buenos días y todas esas cosas que se dicen dos personas que se atraen, pero siempre la energía sexual en aumento, el deseo, el morbo, los mensajes ardientes, los famosos nudes; hasta que…? Hasta que al final esos dos cuerpos se funden en uno solo, entre fiestas, alcohol y ahora netflix; y de ahí en adelante la historia es casi la misma, ella se queda esperando una llamada o un mensaje que nunca llega, él es el malo de la historia, aunque los dos querían tener sexo casual, ella jamás hubiese accedido sin todo ese preámbulo de realidades exageradas y blancas mentiras, porque se sentiría como una PUTA, como una mujer fácil, eso es lo que la sociedad en que vivimos ha creado, por eso es que los hombre mienten y las mujeres fingen creerse las mentiras solo para tener sexo; a las mujeres les da miedo, pena o vergüenza levantarse al día siguiente y saber que tuvieron sexo divino con un hombre sin remordimientos, sin ser la víctima, sin ser engañada, sin sentirse un puta; es más fácil manejarlo diciéndose “él es un perro” “él me engaño” “me cogió no volvió a llamarle”; sí, es verdad estoy seguro que lo hizo, pero no es porque seamos malos, ni porque somos un género que se puso de acuerdo para andar engañando mujeres; a la final eso a ustedes les encanta y es la única forma que tienen para no sentirse culpables, ni “putas” o fáciles, para trasladar a culpa a nosotros y a final de la historia todos tuvimos el sexo que quisimos, pero nosotros somos unos desgraciados y ustedes las víctimas, así las historia se seguirá repitiendo.

Creo que la culpa no es ni de nosotros los hombres, ni de ustedes mujeres, somos el producto de una sociedad enferma, hipócrita, llena de mentiras, donde la culpa siempre es de otro, donde yo no soy parte del problema nunca, donde no somos capaces de darnos cuenta que hay cosas que estamos haciendo mal y eso nos hace daño.

Las invito a observar sociedades más desarrolladas que la nuestra y podrán ver fácilmente como las mujeres y los hombres se relacionan sanamente, que existe el sexo por placer sin compromisos y sin víctimas ni victimarios, sin juzgar a quien decide satisfacer sus deseos; igualmente las personas se enamoran y constituyen familias sanas, porque los sentimientos son sinceros, por que las personas actúan según su ser y no a través de estándares sociales, donde cada quien asume las consecuencias de sus acciones sin buscar culpables o victimarios.

Finalmente solo espero que quienes tropiece con estas palabras, le sirva para reflexionar, para pensar acerca de cómo nos estamos conduciendo (hombre y mujeres); mientras no asumamos la dirección de nuestro ser y los hombres tengan que estar engañando mujeres para tener sexo y las mujeres solo accedan a él si son engañadas y manipuladas; los hombre seremos unos perros y las mujeres unas víctimas; y seguiremos relacionándonos.

Lo que antes les he dicho trae consecuencias importantes en las relaciones estables (matrimonios, concubinatos, etc.) esas que son familias o prospectos de familias, por qué? Porque la mujer vive con un constante resentimiento por que su marido es un perro, es una animal con alma, que seguramente anda engañándola con otras chicas, porque ella no puede creer que lo que él siente por ella es verdadero, porque creció convencida de que los hombres solo saben decir mentiras y las mujeres fingen creérselas, ahora díganme ustedes, quién carajos puedes ser feliz con esta realidad? Mis saludos a todas…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s