Recuerdos…

El nuevo idioma

15 - 1

Volvieron los recuerdos al subir los escalones para llegar al tercer piso, luego al abrir la puerta de aquella habitación número 32, abriéndola desesperadamente por los recuerdos tan intensos.

Como si la habitación de ese hotel hubiese estado intacta en todos estos meses. Como si fuese nuestra propia habitación; seguían las sábanas blancas, la luz tenue, desde luego que es la particularidad que tienen los hoteles pero jamás pensé que se acordarían de un huésped. Pero como no; después de todo lo que hicimos en aquel mes de agosto, después de las cadenas de mensajes que le mandé a la gerente para que se acordara de esa aquella vez. Y para esta ocasión le había mandado un correo electrónico para alquilar una habitación; para mi sorpresa le habían dado cliché al cuarto.

…pero esa no es la cuestión. Yo me incliné a los recuerdos con la única indiferencia de estar…

Ver la entrada original 87 palabras más

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s