Cuatro razones para invertir en Latinoamérica

Por Alejandro Romero
En el fondo, el título de este artículo debería iniciar con una pregunta en lugar de hacerlo con una afirmación: ¿Por qué considerar a Latinoamérica para invertir?; ¿es realmente una tierra de oportunidades prometedora? Luego de varios análisis y comparativos del entorno global, la respuesta nos parece contundente. Latinoamérica está en una excelente posición para liderar la recuperación económica mundial. Las nuevas expectativas y oportunidades para los inversores internacionales, tienen su centro de atención en las tierras hispanoparlantes del continente americano. En su caso, es relevante poner en contexto las consideraciones que nos llevaron a tal afirmación, partiendo de cuatro esferas de análisis. El entorno político, el desarrollo económico, la internacionalización de sus empresas y el enfoque cultural. ESTABILIDAD POLÍTICA A diferencia del viejo continente, que actualmente se encuentra en plena crisis de la deuda soberana europea, con implicaciones negativas para los 17 estados miembros de la zona Euro, Latinoamérica goza de buena salud para los próximos diez años por sus buenas políticas macroeconómicas. La Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico (OCDE) señala en su estudio: “Perspectivas Económicas de América Latina 20121” que los países latinoamericanos han sabido aprovechar las oportunidades para remover restricciones al desarrollo y dar un salto cuantitativo y cualitativo en la provisión de servicios públicos. Países como México, Guatemala y República Dominicana han presentado una diversificación económica y menor gasto público, lo que ha permitido el rápido crecimiento de la clase media y en consecuencia impulsa su desarrollo sin depender de las economías externas. En contraparte, están los ejemplos de Brasil, Chile y Colombia, que son líderes del desarrollo económico latinoamericano a partir de la apertura de tratados internacionales, con lo cual han abierto sus mercados a nuevas fronteras. En ese sentido, la estabilidad de las políticas económicas latinoamericanas potencia su imagen a nivel mundial. Los países latinoamericanos han sabido aprovechar las oportunidades para remover restricciones al desarrollo y dar un salto cuantitativo y cualitativo No obstante, todavía existen buenos desafíos en la Región que requieren de grandes recursos para conseguir un crecimiento robusto, como por ejemplo, la mejora de infraestructuras, del sistema educativo, y potenciar las inversiones en materia de innovación. CRECIMIENTO ECONÓMICO SOSTENIDO Fruto de la estabilidad política, Latinoamérica disfruta de una década de crecimiento económico sostenido y de afluencia de inversiones extranjeras. Por ello existe un consenso sobre los resultados económicos derivados de las políticas de estabilidad económica y del control de las cuentas públicas. Hoy, Latinoamérica está en una excelente posición para liderar la recuperación económica mundial, contribuyendo significativamente a evitar una crisis financiera en el planeta 04Según el balance del “Informe macroeconómico de América Latina y el Caribe 20122” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), se estima que América Latina y el Caribe crecerán un 3,7% durante 2012. Si bien la cifra no suena exorbitante, sí es un indicador de crecimiento frente a la crisis de los países europeos, y la desaceleración de la economía china. “Los países más integrados financieramente a la economía mundial (Brasil, Chile, Colombia, México y Perú) tendrían un crecimiento anual del 4,4%, con una recuperación parcial del crecimiento del Brasil (2,7%), pero con tasas mayores en el Perú (5,7%), Chile (4,9%), Colombia (4,5%) y México (4,0%)”. Incluso, expertos como John Welch, director ejecutivo de mercados emergentes de CIBC World Markets, han considerado que las fortalezas económicas de Latinoamérica han permitido tomar ventaja en la desaceleración global y contribuir significativamente para evitar una crisis financiera mundial. EL SALTO AL ESCENARIO GLOBAL Otra clave estratégica que ha permitido destacar a Latinoamérica para convertirse en el ojo de nuevos inversionistas es la diversificación de sus industrias y la internacionalización de sus estrategias. Es decir, el crecimiento de las empresas en la Región, aunado a una adecuada gestión de inversiones, ha permitido que varias empresas latinoamericanas cobren renombre en el plano internacional. De acuerdo con el ranking elaborado por la publicación América Economía, cada vez sobresalen más las empresas mexicanas como Cemex, Grupo Alfa, Telmex, Bimbo y América Móvil, o como Odebrecht, Grupo Vale y Grupo JBS, de Brasil, que se encuentran en los principales sitios del análisis con mejor posicionamiento global y con alto potencial para seguir internacionalizándose. En medio de la incertidumbre económica mundial, las empresas latinoamericanas que han logrado salir y competir en el extranjero. En ese sentido, Latinoamérica deja una muy buena lección al mundo: no sólo se exportan mercancías, sino también las ideas y mejores prácticas de los buenos negocios. De hecho, es de destacar que muchas firmas globales, principalmente de Europa y Estados Unidos, buscaron refugio en Latinoamérica con expectativas de rentabilidades más abundantes que no se encontraron en otras zonas del planeta. PLURALIDAD CULTURAL Para quien quiera invertir en la Región, es importante dedicar tiempo y recursos para entender la región latinoamericana como un “todo” y a la vez como un “multi-organismo” de complejidades y diferencias culturales. Si bien es verdad que existe una coincidencia en los procesos de crecimiento y desarrollo latinoamericano, dentro del subsistema territorial cada localidad depende de un entorno específico. Las empresas latinoamericanas han logrado salir y posicionarse en el entorno global, lo que deja muy buena lección al mundo: no solo se exportan las mercancías, también las buenas ideas y mejores prácticas de negocio Latinoamérica debe entenderse como un subsistema cultural abierto, donde convergen ideas y valores similares por el intercambio cultural que se da a partir de la lengua hispana. Pero tanto el sistema en su totalidad como las partes que lo componen son realidades diferentes en las que se puede encontrar desigualdad social o entornos políticos radicales. Latinoamérica plantea un nuevo re-enfoque para el mundo de los negocios, con una versión moderna en la que todos los consumidores podemos compartir ideales comunes, pero a cada individuo le gusta contar con un toque diferenciado. Así, el binomio de sociedad común y territorio similar es una oportunidad de inversión para Latinoamérica, pero que en el esquema de las organizaciones multinacionales tiende a modificar la centralización de las operaciones. ¿Es Latinoamérica una tierra de oportunidades prometedora para invertir? Las razones aquí expuestas pueden ser una referencia, y adicionalmente considere que usted puede hacer un cruce de estas variables, pero en definitiva, terminará por ser una valoración positiva. En los años 80, nadie se hubiera imaginado que Latinoamérica fuera un referente mundial, pero ha llegado la oportunidad para Latinoamérica, y de ser el patio trasero, hoy es el frente de la casa.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s